Press "Enter" to skip to content

SP confirma 11 muertes en asilo, pero no todas son por la COVID-19 – Periódico El Caribe



El hogar de ancianos lleva varios días intervenido. Kelvin Mota

El ministro de Salud Pública confirmó ayer que al menos once adultos mayores han fallecido en los últimos días en el Hogar de Ancianos San Francisco de Asís, donde recientemente fue detectado un brote de coronavirus.

En una escueta declaración durante la rueda de prensa para dar a conocer el boletín epidemiológico número 104, el doctor Rafael Sánchez Cárdenas dijo que la mayoría de decesos fueron provocados por enfermedades crónicas que van desde cáncer hasta enfermedad cardiovascular, y detalló que hay tres de quince ancianos sospechosos de coronavirus que dieron positivo al virus y el resto está pendiente de resultados.

elCaribe supo que el estado de salud de la directora del centro, ubicado en el kilómetro 11 y medio de la Carretera Sánchez, quien está recluida en el Hospital Marcelino Vélez, es delicado y que otras dos religiosas fueron ingresadas con síntomas de la enfermedad. Asimismo, una de las cuatro médicos que laboran en el centro también está infectada.

De su lado, la presidenta de la regional del Distrito del Colegio Médico Dominicano (CMD), Yocasta Lara, salió al frente de las acusaciones de la directora del Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape), Nathali María, quien responsabiliza a los médicos del brote.

Según Lara, durante el curso de la pandemia, hace más de tres meses, la funcionaria no se reunió ni una sola vez con el personal médico y aseguró que los protocolos que allí se aplicaban fueron enviados por una religiosa de un asilo de Colombia. “A mí me gustaría saber dónde va destinado el presupuesto que le dan a Conape para el apoyo de los envejecientes puesto que si van a la página de Somos Pueblo van a encontrar una publicación de abril de la doctora Núñez, neumóloga del centro, donde hacía solicitud de pruebas rápidas. Ni apareció la directora, ni tampoco las autoridades sanitarias. Las 100 pruebas fueron donadas por un partido político que no fue el PLD”, dijo la gremialista.

Asimismo, cuestionó la tardanza de las autoridades en atender el llamado del asilo, que supuestamente notificó el viernes pasado lo que estaba sucediendo pero la intervención se produjo el lunes.

“Aquí hay una irresponsabilidad de Conape, aquí hay una irresponsabilidad de Salud Pública, pero como la soga se corta por lo más frágil es muy fácil decir ahora que son los médicos los responsables cuando a más de tres meses de esta pandemia ni una sola vez se han reunido con los médicos, no les han dado seguimiento, no han llevado las indumentarias necesarias, ni mucho menos los medicamentos”. Asimismo, describe que escasean los equipos, estetoscopios, en ocasiones falta oxígeno, hay dificultades para el traslado de enfermos, el laboratorio funciona con muchas limitaciones y el área de fisiatría es muy deficitaria por lo que los médicos se han visto en la necesidad de comprar hasta las estufas porque no hay equipos de hydrocollator, un dispositivo de calentamiento de líquido que se utiliza para calentar y almacenar compresas calientes para usos terapéuticos. “El CMD rechaza que el personal médico sea el responsable de la crisis sanitaria por la que atraviesa esa institución, por el contrario si no fuese por el esfuerzo y la labor brillante de las monjas y al personal de salud con su trabajo y donaciones, la situación de este asilo fuese peor; porque la dirección del Conape no le da seguimiento, ni conoce lo que sucede en esa institución, a pesar del esfuerzo fallido de los médicos en tratar de reunirse con su directora”, dice un comunicado.

Hogar de ancianos sigue intervenido

El Ministerio de Salud Pública continuo ayer la intervención del Hogar de Ancianos San Francisco de Asís luego de que se registrará la muerte de diez envejecientes con sospecha de coronavirus.

Por el momento hay tres envejecientes aislados con síntomas de coronavirus, mientras que están a la espera de los resultados de las pruebas realizadas tantos a los sospechosos como a los fallecidos.